tomar te verde

Té verde

El té verde es la bebida de la salud y la longevidad

El té verde es muy popular porque se ha descubierto que tiene muchas propiedades. Se considera un “súper alimento”, forma parte de la dieta de deportistas y es recomendado por nutricionistas y expertos en dietas de adelgazamiento. 

Es la tercera bebida más consumida del mundo, por algo será.

Propiedades del té verde

Las propiedades del té verde se deben a los principios activos presentes en sus hojas, como las xantinas, cafeína, teína, teobromina, teofilina, polifenoles, vitaminas A, C, E, B y P
Contiene minerales: hierro, flúor, sodio, fósforo, calcio, magnesio, potasio, silicio, níquel, cobre y aluminio.
Y una cantidad importante de flavonoides y taninos, tan importantes en la prevención de tumores.

Todas estas sustancias hacen que los beneficios del té verde para nuestra salud sean numerosos.

Principales beneficios del té verde

  • Es un poderoso antioxidante gracias a la alta concentración de polifenoles. Los antioxidantes ayudan en la prevención de tumores y retrasan el envejecimiento. 
  • Diurético: Rebaja el colesterol y por tanto reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Regula la actividad intestinal, alivia la diarrea y protege el sistema digestivo. 
  • Por sus propiedades diuréticas se usa como coadyuvante en las dietas para perder peso.
  • Ayuda a quemar y eliminar grasas.

Entonces ¿el té verde para qué sirve?

  • Para tratar las migrañas
  • Para adelgazar
  • Para eliminar líquidos acumulados que nos hacen engordar
  • Para retrasar el envejecimiento porque, gracias a la vitamina E y los flavonoides, destruye los radicales libres responsables de este proceso.
  • Para mejorar el aspecto de la piel
  • Para proteger el sistema imunológico 
  • Para depurar y limpiar nuestro cuerpo 
  • Para mejorar la concentración y la actividad mental
  • El té verde también sirve para la prevención de caries y otras enfermedades infecciosas.

Contraindicaciones del té verde

Para las personas sanas no hay más contraindicación que la teína y la cafeína presentes en el té. Sin embargo hay que consumir una gran cantidad para que el té verde presente contraindicaciones. Se recomienda no tomar más de 5 tazas al día, es decir, más de un litro de té concentrado. Pero si quieres beber mucha cantidad, puedes prepararlo más suave. Por ejemplo, se puede prepara un litro de infusión con dos o tres bolsitas de té, o dos cucharadas de hojas de té verde. 

En caso de excedernos con la cantidad, podría presentarse pequeños trastornos del sueño, ansiedad y algo de nerviosismo. 

Las personas con anemia deben consumir el té verde con moderación porque los taninos pueden impedir al absorción del hierro. 

Y como siempre, las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia deben ser prudentes en el consumo de cafeína. No se recomienda tomar más de dos tazas de té verde al día. 

La misma precaución se recomienda a personas hipertensas, con problemas de corazón, con insomnio, glaucoma, o enfermedades hepáticas. 

Beber té verde con prudencia, una o dos tazas, no presenta problemas. Pero los excesos, que nunca fueron buenos, podrían acentuar los problemas que ya hemos visto y podrían dificultar la absorción de calcio en personas con osteoporosis. 

Si eres una persona sana y no estás embarazada, puedes tomar sin problema hasta cuatro tazas al día.

¿Tiene el té verde cafeína?

El té verde tiene un excitante similar a la cafeína, la teína, con menos efecto sobre las personas insomnes, pero igualmente excitante. Sin embargo la cantidad de cafeína presente en una taza de té es muchísimo menor que en una taza de café, mucho menos de la mitad dependiendo del tipo de té y de lo concentrado que se prepare.  

En el caso del té matcha japonés, la concentración en cafeína es más alta debido a que la hoja que se usa para este té tiene más cafeína y además se consume en polvo, lo que hace que conserve el 100% de cafeína de la hoja.

Para las personas que no quieren tomar nada de cafeína, recomendamos que prueban otras plantas como el Rooibos Surafricano y el Honeybush.

Paradójicamente se recomienda tomar una taza de té para meditar correctamente ya que la combinación de teanina y cafeína mantienen el cuerpo relajado y la mente activa.

La forma de prepara el té afecta al contenido de cafeína.

Influye la cantidad de hoja utilizada y el tiempo de infusión. 

Usar más cantidad de té y dejar que infusiones durante más tiempo antes de colarlo para servir, aumenta la cantidad de cafeína que pasará al líquido. 

¿Cuando tomar té verde?

Se recomienda tomar el té entre 15 y 30 minutos antes o después de las comidas, 2 ó 3 tazas al día para aprovechas todas sus propiedades. 

Si no quieres tomarlo todos los días, para dejar descansar el cuerpo, puedes alternarlo con té blanco. 

Tómalo cuando te apetezca si eres una persona sana, incluso puedes tomarlo por la noche si no tienes problemas en conciliar el sueño.

A pesar de todas las propiedades y beneficios que el té verde aporta a nuestra salud, ya hemos visto que no es conveniente abusar de nada, sobre todo si se sufre de algún tipo de dolencia como hipertensión, osteoporosis, ansiedad o insomnio. Tomar una taza no perjudica a nadie, pero si quieres tomarlo en mayor cantidad, es mejor consultar antes a un medico. 

Cómo tomar té verde para bajar de peso

Se recomienda tomar té verde para adelgazar. Hay estudios que determinaron que reduce la acumulación de grasa en el hígado y que es un buen agente termogénico, reduce el índice de masa corporal y esto se traduce en una disminución de la circunferencia de la cintura, por eso se recomienda té verde para perder grasa del abdomen.

La catequina no solo es un complemento termogénico ideal, sino que, además, no entraña ningún tipo de riesgo cardiovascular, lo que la sitúa en una posición mucho más relevante que otras sustancias quema grasa.

Se suele recomendar tomar el té verde en ayunas para adelgazar, pero es posible que el té en ayunas produzca una pequeña sensación de mareo e incluso náuseas. Si no te sienta bien por la mañana, toma el té unos 20 minutos antes o después de las comidas, mejor caliente que frío, a pequeños sorbos. 

Para que no acabe produciendo insomnio, procura cenar al menos dos horas antes de ir a dormir, por un lado el té no te quitará el sueño, pero sobre todo debes saber que cenar tarde engorda mucho más. 

Tipos de té verde

Té verde Chino

Tai Ping Hou Kui 

Está considerado uno de los diez mejores de China. Sus largas hojas ovaladas, gruesas y tiernas, dan un té muy aromático. Es uno de los tés con los que el gobierno chino obsequia a los dignatarios extranjeros que visitan el país

Té verde chino lü cha

Es el té verde más consumido en china y uno de los más caros. Las hojas de este té se recogen frescas y apenas sufren oxidación durante su procesado. Así conserva todos sus elementos antioxidantes, que ayudan a reducir el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Té verde Japonés

Estos son algunos de los tés japoneses más conocido: gykuro, sencha, bancha, matcha, hojicha, genmaicha, kukicha, mugicha y sakurabacha. Nos vamos a centrar en los dos tipos de té japonés más consumidos:

Té Sencha japonés

Es el té más consumido en Japón, con todas las propiedades de té verde y con muy poca teína y cafeína. Es un té consumido también por los niños.

Té Matcha Japonés

Conoce los beneficios del té verde que concentra mayor número de propiedades y beneficios.

Considerado un medicamento por los Samurais, es el té que se usa en la famosa ceremonia japonesa del té.

Origen del Te verde

Su origen está en China hace unos 5.000 años donde los monjes se servían del efecto vigorizante de las hojas de la planta del té para poder meditar durante horas y horas sin cansarse y sin perder la concentración.

Más tarde su uso se popularizó entre las clases altas chinas. No se puede hablar de un único té verde porque existe un grandísimo número de variedades con diferentes aromas y sabores: dulce, ácido, floral, afrutado, ahumado, en un sinfín de tipos de té verde.

Proceso de elaboración del Té

Recogida

Además del té verde de China, también muy conocido el té verde que se produce en Japón. Los tés verdes japoneses se caracterizan por tener un particular aroma a hierba fresca porque se elabora de manera diferente.  En Japón se trata con vapor para inhibir la oxidación, mientras que en China aún se inhibe con el tostado.

El té de mejor calidad se el que se recoge a principios de primavera, con aromas más finos y menor contenido de sustancias amargas al impedir un exceso de radiación solar. Los mejores tés verdes aún se cosechan a mano.

Marchitado

Las hojas recién recogidas se extienden sobre una estera de bambú. Un maestro del té vigila el proceso de marchitado que, dependiendo del clima, se hará al sol o a la sombra. Es un proceso delicado porque la radiación solar degrada la clorofila en la hoja y por lo tanto cambia el sabor.

Tostado

Después de marchitarse, las hojas recogidas se tuestan brevemente. Al calentar, las enzimas en la hoja de té se desactivan y así se evita la oxidación. Este proceso en China se hace calentando las hojas en wok o en hornos para asar, mientras que en Japón se utiliza un recipiente con agua caliente.

Enrollado

Cuando las hojas se han enfriado se enrollan cuidadosamente y se secan para que se puedan conservar más tiempo. Si el té es de calidad, se vuelve a repasar para eliminar las hojas antiestéticas antes de empaquetarlo.