te verde para el cancer de estomago

Té verde y cáncer de estómago

En los últimos años, los científicos han descubierto evidencias convincentes de que el té verde protege nuestros cuerpos de muchas enfermedades graves, incluyendo el cáncer. Aunque la investigación continúa, parece seguro que incluir té verde en la dieta es probablemente una buena manera de proteger nuestra salud.

Uno de los cánceres más graves de nuestro tiempo es el cáncer de estómago. Aunque el número de casos ha disminuido en los últimos años, sigue siendo uno de los tipos más extendidos de cáncer en el mundo. Además, la gastritis crónica es un problema común hoy en día, y muchos médicos creen que las personas con gastritis crónica son más propensas a desarrollar cáncer de estómago en el futuro.

Investigadores de la Escuela de Salud Pública de UCLA estudiaron un total de 732 pacientes en Yangzhong, China. 133 de estos pacientes tenían cáncer de estómago, 166 tenían gastritis crónica y 433 estaban sanos y se utilizaron con fines de control.

Después de adaptar el estudio a la edad y a otros factores como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y el índice de masa corporal, el estudio concluyó que beber té verde de hecho redujo el riesgo general de desarrollar gastritis y cáncer de estómago.

Esta noticia es muy emocionante, especialmente para aquellos en alto riesgo de desarrollar gastritis y cáncer de estómago.

Factores de riesgo en el desarrollo de cáncer de estómago

Como con cualquier otra enfermedad, hay ciertos factores de riesgo que nos hacen más sensibles al desarrollo de cáncer de estómago.

Infección por Helicobacter pylori:
Esta infección estomacal es bastante rara en Europa y los Estados Unidos, pero se puede encontrar en algunos países de Europa del Este. Muchos médicos creen que la infección a largo plazo con estas bacterias es un factor importante para el desarrollo del cáncer gástrico. La infección generalmente lleva a una gastritis crónica y daña el revestimiento del estómago, lo cual puede causar cáncer.
Dieta:
Aquellas personas que comen una gran cantidad de alimentos ahumados, pescado y carne salados y verduras encurtidas, tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de estómago. Estos productos contienen grandes cantidades de nitritos, que se cree que causan cáncer. Adoptar una dieta rica en frutas y verduras frescas puede reducir su riesgo de cáncer estomacal.
Abuso de tabaco y alcohol:
El riesgo de desarrollar cáncer estomacal se duplica en fumadores. Además, se cree que el abuso de alcohol también contribuye al cáncer de estómago, aunque esto no ha sido probado.
Obesidad:
La obesidad aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de estómago, especialmente en la parte del estómago que está más cerca del esófago.
Cirugía gástrica previa:
Ciertos tipos de cirugía gástrica, incluyendo la cirugía para extirpar parte del estómago para tratar úlceras u otras enfermedades, aumentan el riesgo de desarrollar cáncer gástrico posteriormente.
Tener sangre tipo A
Los científicos realmente saben por qué, pero parece que las personas con sangre tipo A tienen un riesgo ligeramente mayor de desarrollar cáncer de estómago.
Antecedentes de cáncer en la familia:
Si usted tiene parientes de primer grado que han tenido cáncer de estómago, cáncer colorrectal o cáncer de mama, usted tiene un mayor riesgo de desarrollar cáncer de estómago. Existen ciertos trastornos genéticos hereditarios que lo hacen más susceptible a ciertos tipos de cáncer. Si los miembros de su familia han tenido estos otros cánceres, usted puede tener esta afección genética.
Pólipos estomacales:
Los pólipos son crecimientos no cancerosos en el revestimiento del estómago que pueden convertirse en cáncer. Un tipo de pólipos llamados adenomas parece aumentar su riesgo de desarrollar cáncer de estómago.
Virus de Epstein-Barr:
Es el virus que causa la mononucleosis infecciosa. Casi todas las personas se infectan con el virus en algún momento de su vida y ha sido asociado con ciertas formas de linfoma. Pero también se ha descubierto en el 5-10% de las personas con cáncer de estómago. Por lo general, causa una forma de cáncer de crecimiento lento y menos agresivo, pero los médicos no entienden muy bien la relación entre este virus y el cáncer.
Otros factores:
El cáncer de estómago es más del doble de común en hombres que en mujeres, y el riesgo aumenta con la edad.

Prevenir el cáncer tomando té

Beber té verde, junto con una dieta rica en frutas y verduras puede ser una costumbre importante para proteger la salud.
El té verde es extraordinariamente rico en antioxidantes, que protegen a las células de los radicales libres y ayudan a mantenerlas sanas. Por otro lado, tener la costumbre de tomar varias tazas de té al día, contribuye a mantener el nivel de hidratación de nuestras células, ayudando al metabolismo a eliminar toxinas y mantener la actividad celular correcta.

Scroll Up