Té de Jengibre

Té de Jengibre

La raíz de jengibre es un rizoma de sabor aromático y algo picante, está llena de propiedades muy beneficiosas para la salud. Es sobre todo un poderosísimo anti inflamatorio, también antioxidante, por eso se sabe que nos protege ante el envejecimiento y algunos tipos de cáncer, como el de colon y ovario.

El jengibre, popular en la cocina asiática, se consume de muchas maneras porque se puede incorporar a muchas recetas en cocina, a refrescos, pasteles, sopas, licuados, zumos, pero una de las mejores maneras de consumir jengibre para aprovechar todas sus propiedades es en forma de té porque el agua caliente extrae fácilmente sus aceites esenciales cargados de moléculas muy interesantes para nuestra salud.

Beneficios del Jengibre

Entre los numerosos beneficios que aporta el jengibre a la salud gracias a sus propiedades, destacamos:

  • Ya hemos dicho que previene el cáncer de colon y de ovario.
  • Combate el envejecimiento.
  • Facilita las digestiones difíciles o pesadas.
  • Disminuye los dolores menstruales.
  • Es realmente muy eficaz contra los resfriados: alivia los síntomas y favorecer la expectoración en caso de tener exceso de mucosa.
  • También es muy bueno para la circulación, por eso se recomienda en caso de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Como todas las sustancias que mejoran la circulación, también estimula la libido y se considera un afrodisíaco natural.
  • Alivia la sensación de mareo.
  • Es un antidepresivo natural.
  • Reduce los niveles de estrés
  • Alivia los dolores que provoca el reuma.
  • Se recomienda en caso de padecer dolor de cabeza y migrañas.
  • En general es un buen analgésico, reduce muchos tipos de dolor porque también es anti inflamatorio.
  • Calma la tos y el dolor de garganta. Lo mejor es una taza de té de jengibre, pero también puedes probar las gominolas de jengibre o hacerlas en casa cociendo trozos de raíz de jengibre en agua azucarada (mejor si no es refinado) y tenlas siempre a mano. Es un excelente remedio para la tos y la corta de raíz.
  • Uno de los principales beneficios del jengibre es que tiene propiedades adelgazantes

Té de Jengibre para adelgazar

¿De verdad adelgaza el jengibre? Pues son muchas las propiedades que lo argumentan.

Tiene un efecto saciante, acelera el metabolismo y aumenta la termogénesis. Favorece la combustión de carbohidratos, la quema de grasa y la secreción de insulina, encargada de metalizar el azúcar presente en la sangre, reduce la acumulación de grasa en los vasos sanguíneos, por tanto disminuye el colesterol y la presión arterial.

Tomar Jengibre regularmente ayuda a adelgazar siempre que se haga dieta y algo de ejercicio.

Dósis de jengibre recomendada:

Entre 3 y 10 gramos diarios de jengibre fresco.
No más de 2 gramos de jengibre seco diarios porque es mucho más concentrado

Cómo se prepara el té de jengibre

El té de jengibre básico se prepara con dos únicos ingredientes: jengibre y agua.

Ponemos agua al calentar en una olla o en un cazo, según la cantidad que queremos preparar.
Las cantidades pueden variar según los gustos, no olvidemos que tiene un sabor picante y si lo preparamos demasiado concentrado podría ser desagradable. Si toleras bien el picante, no hay ningún problema.

RECETA BÁSICA:
>> Para un litro de agua podemos poner entre 6 y 8 rodajas de raíz de jengibre, para una taza basta con dos. Si usamos jengibre seco en polvo, es más concentrado y habrá que usar la mitad de cucharadas que de rodajas de jengibre fresco.
>> Ponemos el agua a calentar y cuando empieza a hervir añadimos el jengibre. Dejamos cocer a fuego lento unos 15 o 20 minutos, apagamos el fuego y dejamos reposar un rato.

Cómo tomar jengibre para adelgazar

La forma más cómoda de consumir jengibre para perder peso es hacerlo en forma de té, que combinado con otras sustancias como la canela o el limón, potencia sus propiedades y multiplica sus efectos. Al cocer el jengibre el agua caliente arrastra los aceites esenciales, vitaminas, minerales, antioxidantes y aminoácidos.

Prepara una cantidad suficiente de té de jengibre para poder ir tomando a lo largo del día. Podemos preparar un litro y tomarlo a sorbitos cada poco tiempo. Si lo prefieres puedes preparar el té en el momento para saborearlo caliente; en ese caso podemos tomar tres tazas al día después del desayuno, comida y cena.

A continuación encontrarás algunas recetas de té que combina el jengibre con otros ingredientes.

Recetas de té de Jengibre:

Jengibre y limón

El jengibre y el limón forman una buena pareja de ingredientes saludables y adelgazantes. Podemos preparar té de jengibre como lo preparamos siempre y añadir un poco de zumo de limón, o podemos preparar limonada fría para el verano.
Esta bebida ayuda a deshinchar el vientre, evita los gases, ayuda a drenar y limpiar el cuerpo de toxinas, limpia el hígado y los riñones, evitando problemas de piedras o arena en el riñón. Además el poder antioxidante de esta bebida nos protege contra muchos tipos de cáncer y contra el envejecimiento.

Jengibre con zumo piña

La piña también acelera la combustión de grasas. Todos hemos cenado piña alguna vez para que nos entre la ropa del verano pasado que parece que ha encogido en el armario.
En esta receta usaremos la piña entera para aprovechar todas sus propiedades, sin peder su fibra.
Ponemos en una batidora unos trozos de piña y unas rodajas de jengibre, podemos poner también un poco de agua fría o unos cubitos.
También le va bien y aumentará el efecto saciante, drenante y adelgazante, si ponemos un poco de zumo de limón y unas hojas de menta.

Té De Jengibre Con Cúrcuma

La cúrcuma tiene muchísimas propiedades complementarias a las del jengibre. La combinación de los dos da como resultado una bebida muy saludable, que hay que tomar sin hacer excesos.
Es un poderoso antioxidante y antiinflamatorio, buena para la circulación de la sangre y para reforzar el sistema inmunológico.
Si usamos jengibre y cúrcuma fresca ponemos unos trocitos de cada y dejamos que hiervan juntos un rato a fuego medio. Después de unos minutos apagamos y dejamos reposar unos 10 minutos.
Si usamos estas especias en formato de polvo, al ser más concentrado, usaremos menor cantidad y dejaremos cocer menos tiempo. Dejar reposar y colar antes de servir.

Té de jengibre y canela para adelgazar

Preparar el té de jengibre de la forma habitual. En el momento de poner el jengibre añadir una rama de canela o una cucharadita de las de café de polvo de canela por taza.
Dejar cocer juntos unos 8 ó 10 minutos a fuego lento. Apagar transcurrido ese tiempo y dejar reposar. Colar antes de servir.
Es importante no exceder las cantidades porque son dos sustancias fuertes, aunque no peligrosas si no se padecen enfermedades. En caso de embarazo la canela no es recomendable en dosis altas porque puede provocar contracciones. si se padece alguna otra dolencia, consultar siempre son el médico.
Esta bebida tomada regularmente ayuda a reducir la grasa de la cintura y a rebajar el perímetro del abdomen.